Marino Orejana

Guitarrista por vocación y genética, su primera escuela es el Rock, curtiéndose durante años en varias bandas madrileñas. Ha sido finalista en varios certámenes regionales y nacionales.

Su insaciable curiosidad le empuja a ampliar miras y tocar el bajo, momento en el que se funda Station Road.

Sus casi cinco años con Station o los veteranos Blind Lemons le han llevado a pisar clubs y festivales a lo largo y ancho de España, consolidando su experiencia como instrumentista.

Ahora con la nueva formación de StationRoad, Marino se estrena con al teclado concretamente el organo Hammond,  enriqueciendo el sonido y el repertorio de la banda.

Sigue repartiendo su tiempo y talento en varios grupos.